Las Burbujas de la Nebulosa de la Tarántula

 

09.10.17.- A una distancia de sólo 160.000 años luz, la Gran Nube de Magallanes es uno de los compañeros más cercanos de la Vía Láctea. Es también el hogar de una de las regiones más grandes y más intensas de la formación activa de estrellas que se sabe que existen en cualquier parte de nuestra vecindad galáctica - la nebulosa de la Tarántula. Esta imagen del Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA muestra tanto los filamentos de gas con forma de tela de araña, que inspiraron el nombre de la región, como la intrigante estructura de "burbujas" apiladas que forman la llamada Nebulosa Nido de Abeja (abajo a la izquierda).

La Nebulosa del Nido de abeja fue encontrada por sorpresa por astrónomos que usaban el New Technology Telescope del ESO para observar la supernova SN1987A, la más cercana a la Tierra vista en más de 400 años. La extraña forma de burbuja de la nebulosa ha desconcertado a los astrónomos desde su descubrimiento a principios de los años noventa. Se han propuesto varias teorías para explicar su estructura única, algunas más exóticas que otras.

En 2010, un grupo de astrónomos estudió la nebulosa y, utilizando el análisis avanzado de datos y el modelado por ordenador, llegó a la conclusión de que su aparición única es probablemente debido al efecto combinado de dos supernovas - una explosión más reciente ha perforado la coraza de material en expansión creada por una explosión más antigua. Se sospecha que la apariencia especialmente llamativa de la nebulosa se debe a un ángulo de visión fortuito; el efecto de panal de las envolturas circulares puede no ser visible desde otro punto de vista.

 

Image Credit: NASA/ESA/Hubble