Gran Tormenta Solar Duplica los Niveles de Radiación en la Superficie de Marte

 

02.10.17.- Una explosión inesperadamente fuerte en el Sol golpeó Marte hace unas semanas, y fue observada por misiones de la NASA en la órbita y en superficie.

"El conjunto distribuido de misiones científicas de la NASA están en el lugar correcto para detectar la actividad del Sol y examinar los efectos de tales eventos solares en Marte como nunca antes había sido posible", dijo el científico del Programa MAVEN Elsayed Talaat, científico del programa en la Sede de la NASA en Washington.

El evento solar del 11 de Septiembre de 2017 provocó una aurora global en Marte más de 25 veces más brillante que cualquiera vista anteriormente por el orbitador MAVEN, que ha estado estudiando la interacción de la atmósfera marciana con el viento solar desde 2014.

Produjo niveles de radiación en la superficie de más del doble de cualquier medida tomada previamente por el detector RAD a bordo del rover Curiosity, desde el aterrizaje de esa misión en 2012. Las altas lecturas duraron más de dos días.

Curiosamente, se produjo durante lo que normalmente es un período de habitual calma en el Sol en su ciclo de 11 años de manchas solares y actividad de tormentas. Este evento fue lo suficientemente grande como para ser detectado en la Tierra también, a pesar de que la Tierra estaba en el lado opuesto del Sol respecto a Marte.

"El ciclo solar actual ha sido extraño, con menos actividad que de costumbre durante el pico, y ahora tenemos este gran evento cuando nos acercamos al mínimo solar", dijo Sonal Jain, de la Universidad de Colorado Boulder, y miembro del equipo científico de MAVEN.
 "Este es exactamente el tipo de evento para cuyo estudio ambas misiones fueron diseñadas, y es el más grande que hemos visto hasta ahora en la superficie", dijo el investigador principal de RAD, Don Hassler, del Instituto de Investigación del Suroeste. "Esto mejorará nuestra comprensión de cómo tales eventos solares afectan el ambiente marciano, desde la parte superior de la atmósfera hasta la superficie".

Los hallazgos de RAD fortalecen la comprensión del impacto de la radiación en la habitabilidad de Marte, un objetivo clave de la misión Curiosity. La NASA también está utilizando las conclusiones de RAD para planificar la seguridad de las futuras misiones tripuladas humanas en Marte. Los acontecimientos solares altamente energéticos pueden aumentar perceptiblemente la radiación que penetra a través de la atmósfera a la superficie de Marte. El aumento de la radiación también interactúa con la atmósfera para producir partículas secundarias adicionales, que necesitan ser comprendidas y protegidas para garantizar la seguridad de los futuros exploradores humanos.

"Si estuvieras al aire libre en Marte y supieras que un evento como este era inminente, definitivamente querrías refugiarte, como lo harías si estuvieras en una caminata espacial fuera de la Estación Espacial Internacional", dijo Hassler. "Para proteger a nuestros astronautas en Marte en el futuro, tenemos que seguir proporcionando este tipo de monitoreo del tiempo espacial allí."

 

Estas imágenes muestran la aparición repentina de auroras brillantes en Marte durante una tormenta solar. Image Credit: NASA/Goddard/Universidad de Colorado